lunes, enero 10, 2005

Era ese piano


Cansadas ya las manos del sonar de sus teclas, se cerraron las tapas y el piano se echó a dormir. Silenciadas ya las notas, los sueños que éstas inventaban se borraron y quedaron guardados en la memoria nada mas. Guardados estos sueños, la niña se despertó del hechizo y dejó de bailar, se volvió al mundo real para ser la que siempre fue.

Hoy la niña, no tan niña, mira el viejo piano, recuerda que una vez la hizo feliz y se pregunta... ¿podrán sus notas hacerla volar otra vez?

Posted by Hello

2 comentarios:

  1. la "niña" soy yo, es decir, era yo cuando mi mama tocaba el piano...

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...