viernes, junio 24, 2005

¿porqué busco la llave de puertas abiertas, llaves de puertas que no existen?

Gracias a uno de esos libros de autoayuda que uno lee por recomendación pero que jamás compraría es que me surge este tema. Debo haber leído ese libro unas 3 veces mínimo en mi temprana adolescencia y si bien rescaté dos o tres cosas que me sirvieron, hay una que no puedo resolver. El libro hablaba de los centros de la vida, aquello que a uno más le importa, según lo que se rige, sobre lo que se basa su vida. Que no debe ser ni uno mismo (egocentrismo, decía), ni los otros, ni las metas, ni esto, ni lo otro, ni, ni, ni. No me acuerdo ahora cuál era el centro correcto; se ve que me fijé mas en qué era lo que no debía que en lo que sí. Pero desde que leí eso no pude dejar de perseguirme con el hecho de no ser centro de nadie, porque acrecienta la dependencia del otro hacia mí y esto desgasta las relaciones. Lo que no tuve el cuidado de ver, fue que yo ponía a otros como mi centro; eso no lo ví- como siempre uno ve astilla en ojo ajeno que rama en el propio. Me sentí centro de mi mejor amiga, asfixiada por ella y su mundo y me alejé. Convertí a alguien en mi centro por mucho tiempo sin llegar nunca a darme cuenta -hasta recién- y arruiné la relación (la culpa también fue mía). Ya sin nadie que se centre en mí ni en quién centrarme, me convertí en mi propio centro y me aburrí soberanamente de oír mi voz monótona todo el maldito tiempo. Dejados atrás todos los viejos centros, me descentré por completo y logré algo que sentí que jamas llegaría, y sin embargo llegó y está.

Sin embargo todos sabemos que el hombre jamás olvida sus miedos por completo y a mi me vuelve el tema del centro. Sé que me estoy midiendo, cometí muchos errores como para lastimarme otra vez; pero odiaría ser centro de alguien más que nada porque antes que lastimar a otro que quiero, prefiero lastimarme a mi misma. La inexperiencia me hace temer miles de cosas y ante las puertas abiertas no puedo pasar de largo. No puedo evitar pasar primero una mano, después un pie, y por último la cabeza para ver que está todo bien. Yo no sé. Es cierto que no sé nada, es precisamente esto lo que me hace cuestionarme todo TANTAS veces. Y me encuentro frente a frente contra mi vulnerabilidad: me prevengo de todo como si mi corazón fuese de cristal y se quebrara al menor roce. No quiero ser tan vulnerable, no soy un avión de papel; mis alas se fortalecieron ahora y no tienen porqué doblarse cuando chocan contra el viento. Creo que voy a hacer oídos sordos a mi propia voz -esa que me infunde miedos y dudas- para poder seguir adelante con lo que yo quiero, deseo y me hace felíz.

Aún hay muchas cosas que aprender, y aunque no quiera jugar con fuego, ya la vida es un juego, y me irá enseñando, con avances, retrocesos, premios y "pierdeturnos" para llegar a la meta. Nadie me corre, así que tranquila. No hay apuro ni complicación. Está amaneciendo, aún es clara la mañana, pero aunque cada tanto aparezcan unas nubes, debo esperar a que llueva antes de irme. Quién sabe si no es nada mas una nube pasajera.

6 comentarios:

  1. mmmm... tal vez deberias no preocuparte tanto por las cosas... (Hasta a mi me sirve de consejo jeje) Algunas veces, es mejor, solo ser... con lo que nos trae el viento... y a donde nos lleva el viento.

    Y si lo sentimos.. Arriesgarnos.

    Nadie nunca dijo que no se puede tener miedo... Pero se siente bien vencerlo!

    Vamos a vivir sin pensar tanto las cosas jejeje... Pa' Lante!

    Saludos n_n

    ResponderEliminar
  2. Me adhiero al comentario de julizz, hay que vivir pensando menos las cosas!
    Besotes !

    ResponderEliminar
  3. :)
    es exactamente lo que busco escribiendo todo esto; no puedo evitar pensar TANTO las cosas aunque muchísimo quisiera poder hacerlo, pero sé que no me es tan fácil.
    Por lo tanto escribo, por lo tanto relaciono ideas y las explayo, por lo tanto lo dejo en mi blog y lo saco de mi cabeza. Así me quedo mas tranquila y puedo asegura que los tormentos no salen de la pantalla para perseguirme. :) y eso me hace bien :)

    ES SOLO UNA NUBE PASAJERA :)

    ResponderEliminar
  4. Me gustó tu blog. Siempre que prendo mi celular me pongo el mensaje Palabras más, palabras menos...

    es lo de menos

    ResponderEliminar
  5. mira, a esta altura lo unico que tengo ganas de hacer es irme a dormir, pero mañana te digo mi opinión por msn, cuando si Dios quiere ya esté de vacaciones...

    PD: A pedido tuyo, hay nuevo post en mi blog.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Ni te creas... jeje, yo pienso una y un millon de veces las cosas también...

    ¿Me pregunto por qué será? =P

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...