viernes, julio 08, 2005

Aures habent et non audient

Aures habent et non audient
[tienen oidos y no oirán ]

Me largaron como a un ciego sin su bastón en una ciudad desconocida.Intenté oir los sonidos y medir mi distancia con ellos pero tanto ruido chillón, tantas voces gritando, tantos estruendos me confundían.Intenté palpar lo que había a mi alrededor pero nada de lo que tocase me ubicaba, tanta superficie extraña, tanta mezcla de objetos.Intenté hablar pero nadie me escuchaba.Luego de hacer unas cuantas señas y llamados de atención con mis brazos y piesme percaté de que no solo eran sordos,sino tambien ciegos.¿Como puede ser? ¿La ciudad entera está ciega?

-No, nadie está ciego, solo que nadie ve lo que no quiere ver.

1 comentario:

  1. Creo que todos ven lo que quieren ver y oyen lo que quieren oir. Y en el medio de tanta querencia dejamos universos inexplicables.

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...