viernes, septiembre 02, 2005

viéndote

Con el tiempo aprendí a verte en lugares en los que nadie te ve,
descubrí tantas veces tu reflejo escondido en lugares insólitos,
y sin embargo seguías siendo vos,
con tu risa transparente, que se desvanece cuando cambia la luz.
hoy te vi en mil reflejos,
en esas vidrieras interminables que todos ven a través,
pero yo en ellas te veo a vos, que venis caminando en calles traseras
y yo aunque vos no me veas, te veo.
Aprendí, también, a verte antes de que dobles la esquina,
es tan simple esperarte acá, sentada;
y ver que todos los que pasan no tienen tu mirada,
y ver a través de las luces de los vidrios que entre todos esos pies no estan los tuyos
hasta que, siguiendo tus miles de espejos, llego al reflejo verdadero
uno que me mira bien sonriente y radiante en su luz, que no es otro más que vos

y que al fin y al cabo siempre te encuentro en la ciudad. Hasta donde crees que no te veo,
siempre te encuentro en esta ciudad hecha de espejos.

2 comentarios:

  1. Thank you!
    [url=http://cfgnwigo.com/vuoh/iifo.html]My homepage[/url] | [url=http://ngnblqyi.com/lvaf/xoqm.html]Cool site[/url]

    ResponderEliminar
  2. Thank you!
    http://cfgnwigo.com/vuoh/iifo.html | http://bsjdzezl.com/xqmb/todh.html

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...