martes, febrero 28, 2006

...

Desmoronándome. Ésa es la sensación exacta. Como si mi alma cayera poco a poco en un aplastamiento fatal que me hace equivocar constantemente, que no me permite un minuto de paz adentro mío. Y siento que sólo cuento con vos, que es grandioso, pero a la vez cada palabra es una herida que cada vez que pronuncio se abre más y más.
Ya quisiera no ver tanta ruina alrededor, siento cada puerta cerrarse poco a poco y reconozco que no sé si estoy jugando a favor o en contra mío. Quisiera no sentir que juego una carrera sin sentido. Quisiera no sentir más que cada palabra es pesada.

Hoy no es mi día.

3 comentarios:

  1. Un beso intentando que el día mejore!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tienes el corazón valiente y dulce,
    la firmeza en tus ojos, así que rápidamente el mal día huirá de ti.
    Me encantó la descripción del museo de tu colegio ¿no serán jesuitas los curas?
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Hola, te dejo la dire de mi blog, por si queres ponerlo en los links.

    Saludos,

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...