miércoles, diciembre 26, 2007

Miles de caras

Mil caras. Yo tengo mil caras.
Todas ellas distintas, todas ellas son yo, quiero ser todas ellas.
No soy ninguna.
Soy una fusión de caras incomprensible;
mi rostro es finalmente una masa deforme, sucia, mal trazada.
Mi rostro lleva las heridas del miedo, las pinturas del deseo.
Mi rostro es mil rostros diferentes, pero no soy ninguno de ellos.

Van llenando espacios, van dibujando horizontes, ¿pero cuáles se quedan hasta el final de la fiesta, hasta el momento en que caen los velos y las fuerzas, hasta que uno se encuentra en el fondo casi tibio de un vaso que no terminó de beber?
A la hora del frío y las distancias no hay rostro. Al menos no está aquel del principio. Hay un vacío esponjoso, como el deseo entre quedarse e irse, como ese pegajoso intento de ser uno mismo y a la vez ser el rostro de turno. Ese deseo de dar todo cuanto haya por dar y no morir en el intento, no ser demasiado extravagante, demasiado triste, demasiado... Ese impulso por replegarse a los propios confines, donde no haya necesidad de tener una cara ni de dar explicaciones.

Cuando me encuentro frente a esta hoja en blanco tengo un rostro, el que creo mío propio. Los otros también son míos, debo aprenderlo. Pero es aquí, realmente, donde puedo verme a los ojos, ver mi rostro desfigurado en letras que resbalan junto al cursor. Aquí pongo mi rostro frente a mi rostro, mi cara frente a un espejo. Un espejo que me dice que tengo esas mil caras coloridas.

9 comentarios:

  1. Hola!!! Me conmovió lo que escribiste. Coincido con tus afirmaciones y con lo de preocuparse por las semillas.
    Siempre paso a leer y como te habras dado cuenta alguna vez empleé palabritas tuyas para llenar mi corazón. Quiero decirte que tenes una capacidad para jugar con las palabras que me sorprende porque tenes una sensibilidad que me llega al corazón. Cada cosa que escribis tiene un sentido amplio en mi vida y te agradezco por eso. Espero que estes bien, deseo lo mejor para vos.
    Encontré de casualidad hace un tiempo este blog y desde entonces, no dejo de leerte.
    Besos.-

    ResponderEliminar
  2. Un espejo...

    hecho trizas... por eso me reflejo mil veces...


    Juro que entiendo...



    Besos


    Feliz 2008

    ResponderEliminar
  3. Bueno, es raro que deje un cometario; ultimamente veo tanta.. tonto humo, tanta solemnidad y parsimonia tiradas al barro, que me dan una suerte de verguenza. Bueno, voy a ser breve, me gusto tu blog y no voy a poner grandes cuestiones en un comentario, que en realidad debería ser - necesariamente debería, tendría que ser - una simple felicitación, sobre todo por la hermosa atmósfera de tu blog, y no se bien a que me refiero con eso.
    Me tomo el atrevimiento de poner un link a tu blog, en el mío. Otro tema a parte, y me gustaría que a esto le conteste un mail, por favor, no un comentario, soy un fan de Amelié y, de The Arcade Fire, y vi que la conoces, y la voz esa de adentro mío dijo "Guau, escucha The Arcade".
    Saludos!

    P.D.: Terna08@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Cuando era niño, solía decir que escribir era algo así como contarle tus más íntimos secretos a un amigo vestido de papel en blanco.

    Pienso que tu escrito rescata parte de esa esencia que en su momento le atribuí a la escritura...Y por qué no, esencia que también se la atribuyo ahora.

    Me parece un gesto poético hermoso ése en el que marcás tres puntos suspensivos luego del último "...demasiado". Le da al texto un aire coloquial que lo hace más intenso.

    Te mando un gran saludo, con algunas de mis caras disponibles vaya a saber de qué manera, aunque imagino que cercanas a la alegría de la espuma de mis días, ja ja ja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aye:

    Primero, feliz año.
    Segundo, qué hermoso post.
    Tercero: voy para Buenos Aires en febrero. Voy con un grupo de locas bohemias amigas mías. Sería divertido conocernos y que nos des un paseo por tu ciudad. Si no, al menos, una lista de los lugares que no puedo dejar de visitar.

    ¡Mis mejores deseos para vos en2008! Las letras hacen que nos veamos mejor en el espejo, así que no dejes de escribir tu rostro.

    Besos, Alieska.

    ResponderEliminar
  7. -Pato- dijo...
    Tu texto escrito frente a un espejo o a esa hoja en blanco que te deja ver mejor, me hizo pensar en la multiplicidad que somos, en todas las mujeres y hombres que llevamos dentro de la mujer que creemos ser.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  8. Escucho este texto hoy -tan lejos- en vuestro programa de radio y me ha encantado.
    Justo es que te lo diga.

    Un beso agradecido.

    ResponderEliminar
  9. gracias a vos ybris :)
    y a todos los que comentaron hace tanto tiempo, también !

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...