sábado, octubre 16, 2010

un punto

un sol lleno de angustia
rojo
hundiéndose en las sombras industriales,

dejando sangre en los rostros de la gente,
en el vagón.

un punto
rojo
en mis ojos cerrados.

1 comentario:

  1. Sol de la ciudad triste.
    Qué rojo.

    Y qué bello tu poema,Aye.

    Besos.

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...