miércoles, mayo 08, 2013

tejido cotidiano

la telaraña del cotidiano
está tendida y dispuesta
otra vez más
para los fracasos y las esperanzas

se irán colando las gotas
por entre sus espacios
como palabras no dichas
pero que allí estuvieron

otras quedarán adheridas
mojando cada hilo lentamente
ablandándolo
hasta cortarlo

algún que otro insecto quedará atrapado
presa de mis dientes y mis aguijones.
le haré sentir el dolor
que yo siento al tejer cada día.

Lo almorzaré sin pena
lo vomitaré al atarceder,
lloraré por la noche su deceso

Al día siguiente,
un recuerdo seco que se cae
cuando se vuelve a tender la tela
al amanecer

Tela adherente de lo cotidiano
se guarda y se lleva a un nuevo día
lleno de esperanzas y lleno de fracasos

Cruda telaraña del día
hacer y rehacer a cada paso
cada día
para cargarlo.

1 comentario:

  1. Talento intacto. Un placer leerte. Cuánto tiempo, Aye...

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...