martes, septiembre 20, 2005

Mi protesta

Si intento escribir y todo lo que surge es protesta, no significa que me haya olvidado las palabras. Si quiero escribir y solo salen indirectas será porque me estaré dejando llevar, por sentimientos más fuertes que yo. Esta desarmonía en mis palabras no tiene otra razón que la protesta.
Lo admito, protesto.
Contra todo lo que fui y ya no quiero ser. Contra los mundos que inventé sin querer (queriendo) y no me puedo deshacer. Contra las mentiras que me corren; contra los silencios que jamás argumenté. Contra las palabras que dije de más y las que jamás dije. Protesto contra mi pasado.
Protesto para que se quede, en lo pasado y pisado.
Y que no me siga hasta acá.
Si no hay armonía en mis palabras es porque no la hay en lo que siento.
Si hay desorden en lo que digo, ironía, enojo o lo que fuere en mis palabras, es porque quizás debo sacarlos afuera y así dejarlos que se vayan...

Mi poesía retornará, cuando mi protesta cumpla sus objetivos. Más no puedo hacer.

2 comentarios:

  1. Entiendo perfectamente. Aún así, esta declaración de principios actual es sumamente armoniosa. Te dejé una mini aclaración en mi blog, tras tu comentario.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. señorita... en barcelona cerraron la tienda crisol, una librería-quiosco-cafetería que abría los domingos y demás festivos de guardar.

    yo solía pasear por allí, lo tengo al lado de mi casa... ahora resulta que tras volver de chile, nos cierran las calles y los locales de antaño... y pienso en cines vacíos y restaurantes llenos y en cómo no deja de llover de forma intermitente, para joder, más que nada... aunque a mí me gusta que llueva después de los conciertos... (eso es muy cortázar, ya lo sé)

    cosas de hemisferios opuestos, qué se yo... porque semanas antes me decían en el cono sur que allí también pasan este tipo de cosas, que la globalización va ganando terreno y que nuestros bares irán cerrando todos, poco a poco... y que quizás tenemos que protestar un poco más como incitaba calamaro en la verdadera libertad ("organizar una protesta violenta contra la violencia").

    salgo a la calle y veo anuncios de crema hidratante "dove"...

    quejarse es natural, siempre que se reivindiquen cosas que nos ayudan a encontrarle un sentido a todo esto...

    no sé si lo conseguí, pero yo también estoy intentando encontrar las palabras... y a las personas. Y mire, ya lo ve, ahí estamos... el tiempo no para.

    Palabras más, palabras menos...

    Besos! Cuidese!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...