miércoles, marzo 15, 2006

She

"She may be the face I can't forget
A trace of pleasure or regret
May be my treasure

or the price I have to pay... "


Suena el piano poderosamente, con tus acordes mientras ella baila silenciosamente. Baila con vos, o con lo que imagina sos vos, al estilo cenicienta mientras barre la cocina.
Se detiene e imagina, ella hermosa y con vestido -todavía no imagina el color- con el pelo recogido y aros brillantes; pero vos, vos sí que estás hermoso, todo de traje negro y bien peinado, oliendo a perfume, como un elegante caballero entrando por la puerta de vidrio que comunica las habitaciones, mientras las luces languidecen.

"...She may be the song that summer sings
May be the chill that autumn brings
May be a hundred different things
Within the measure of a day. "

La imaginación es una herramienta poderosa, el piano no la saca del ensueño y ahora ella lleva impregnados los olores. Esta lluvia amenazante de otoño y de hojas aplastadas ya huele a vos, es pisar la calle y ya saber que estás por ahí, y entonces sale entusiasmada a tu encuentro, porque el clima ya te siente venir. Y al abrazarte -esto ya no es pura imaginación- olés a tardes de invierno, a miles de ellas, a pianos y partituras, a cafecitos calientes. ¿Y porqué será que tu perfume se disfraza según la estación? Ella no tiene ni idea pero ama tus variados perfumes porque todos ellos son sólo tuyos.

"She may be the beauty or the beast
May be the famine or the feast
May turn each day into a
heaven or a hell
She may be the mirror of my dreams
A smile reflected in a stream
She may not be what she may seem
Inside her shell "

Ella ya se olvidó de su labor y sólo le importa dejarse llevar, ¡qué bella música emana del piano! Una sonrisa se extiende en su cara, te mira la espalda y no te ve ahi sentado y sola se ríe porque te imagina bailando muy cerca suyo, casi juntando las puntas de sus narices, con las tenues luces amarillentas y el piano puro sin más compañía que tu voz; se ríe porque eso pasa sólo en las películas, ¿o quizás te des vuelta y la vayas a besar?
Y vos seguís tan distraído, practicando tu canción mientras ella baila con una escoba, que imagina sos vos; y vos, ni te das por aludido.

"She who always seems so happy in a crowd
Whose eyes can be so private and so proud
No one's allowed to see them when they cry
She may be the love that can and hope to last
May come to me from shadows of the past
That I remember till the day I die"


Ella insiste en no dejarse traicionar por la imaginación, que la empuja a la realidad de que estas de espaldas, concentradísimo en tus acordes y sin escuchar la maravilla que está sucediendo. Ella está sonriendo y bailando como si nadie pudiera sorprenderla, llevada por el impulso soñador y de repente, para. Se detiene con los ojos cerrados, temblandole los párpados y ella imagina que la besas, que estas de traje y oliendo a invierno, que afuera hace frío pero ahora la abrigas entre tus brazos, y entonces ella ya no es más ella. Ella es ya un recuerdo inútil de lo que jamás se atrevió a hacer, y ahora no puede vivir de los sueños. Vas a estar de traje.

"She may be the reason I survive
The why and wherefore I'm alive
The one I'll care for through the
rough and ready years
Me, I'll take her laughter and her tears
And make them all my souvenirs
For where she goes I got to be... "

Abre los ojos y no está soñando, vuelve a ese espacio tan real y poco profundo en el que estaba. Sólo hay algo que la hace reaccionar. Sigue sonando el mismo eterno piano, que pareciera nunca acabará, y si no se acerca a vos antes de que la canción termine puede que nunca te vea de traje. Deja la escoba sin magia y sin baile junto al montón de polvo y se acerca al piano.

"The meaning of my life is..."

Se para a tu lado y te mira fuertemente. Sabe que no tiene un vestido, que no está usando diamantes, que la resolana no se parece en nada a las lámparas amarillentas pero igual te mira fijamente. Vos no estás ni por casualidad con traje, tampoco tenés invierno, sino las manos transpirdas de tanto acariciar las teclas. Antes de tocar el acorde final, repetís.

"The meaning of my life is... she"

La mirás a sus asustados ojos y cantás muy bajito.

"she..."

El piano se va silenciando, se va quedando mudo, y ya no sé qué sucede ahí afuera, porque se va apagando lentamente, oscureciendose ya sin música que hacer sonar. Sólo sé que ella volvió a estar las siguientes veces que reviviste "She".

3 comentarios:

  1. ¡¡Qué preciosidad!!

    Por un momento hasta he podido escuchar ese piano y la he bailar con la escoba mientras yo también sonreía :)

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso poder evocar así, sin más, momentos reales y ficticios, aún así recuerdos. Hermoso tema, hermoso texto, hermosa imagen.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que lindo!! Hoy, día lluviosos si los hay, también me enamoré de ella!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...