lunes, marzo 13, 2006

Tardes de Domingo

Se mueven las vías a mi lado, tapadas de verde y trigo, el pastizal creciendo en medio de cada durmiente. Y yo imagino que viajo en tren. Imagino todo ese paisaje como si fuera un cuento. Nadie sabe que para mí no es pesadilla el paisaje abandonado, nadie imagina que me llama como si yo le perteneciera.
Esas calles llenas de barrio, de plaza y de escuela, de vecinos con mate, calles de gente en bicicleta y casas de medianeras bajas, no me son ajenas. Son todos parte de un sueño, como si yo ya hubiera estado por aquí, en algún momento ajeno a mí, sin esta gente que tiene opinion doble, pero sí con tus ojos verdes
ese verde del color de tu remera
que no es tu verdadero color, pero es tan lindo imaginarte todo verde, callado y sin inconscientes, aferrando mi mano con fuerza como si estuviera a punto de escaparme por la ventanilla sucia. Y en mi otra mano, el boleto hecho avioncito que no pienso soltar. Los chicos del barrio me incitan a dejarlo ir pero vos me haces acordar que puede que suba el que pide los boletos y si lo hago volar nos tendremos que bajar en cualquier lado.

La tarde se nos escapa entre los dedos, así como se escapan los nenes que nos sacan la lengua desde su bicicleta. Intento reir pero es como si se me escapara algo; tu mirada confusa no entiende y no me deja de mirar, como si mi expresión fuera a revelarte algo.
Intento volver al puente que cruzamos, a las vías que seguimos, al tren que saludamos, a los durmientes en su larga siesta, a tu mirada llena de recuerdos mientras caminas por las calles de este lugar desconocido y yo tan sólo tengo encerradas las palabras, que atravesadas no me dejan respirar, y hacen que mi único deseo sea volver a casa.

Pero te aseguro, me encantaría volver a ese lugar lleno de imágenes.
Me encantaría volver para llenarlo de vos y no de otros.

6 comentarios:

  1. Que imaginación más fértil, que derroche de imágenes en tus palabras, que maravilla leerte, felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Pienso igual que Toro, qué dicha ver con tus ojos y bueno, no sé todas las palabras que se te quedan por dentro, pero las que dejás salir estan muy bien.
    Un abrazo de oso que te proteja de la lluvia.

    ResponderEliminar
  3. Verde que te quiero verde
    así te amo...
    Así te deseo verde
    lleno de vida color esperanza.
    BEsitos.
    Pd: Tu post buenisimo.

    ResponderEliminar
  4. Es increíble como toda forma de transporte implica la posibilidad de realizar viajes paralelos, como el tuyo en éste caso. El tren, el automóvil, el subte, el avión... Un viaje en cada uno de ellos siempre ha de llevarme a la introspección.

    ResponderEliminar
  5. Hola! podes poner mi blog en la parte de links?

    Outbreak
    http://rominabond.blogspot.com

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. "...quizá si negros o azules
    se tornasen, lo sintieras..."

    La verdad que cada día me da más gusto leer lo que escribis, no solo lo disfruto sino que además aprendo... no hay nada más lindo que ir aprendiendo cosas nuevas y más si esas cosas nuevas las aprendemos de un amigo...
    No te detengas!...

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...