domingo, marzo 16, 2008

Dividida

Ante días distintos e iguales
Pude hallar una imagen propia
Que me identifica y me rechaza.

Incompleta, como si hubiera dejado mi mitad
Abandonada en algún lugar del mundo
Y ella llorara y rezara por que yo vuelva.
Y aunque acuden a mi mente
Lugares donde pude haberla olvidado
Son imágenes ajenas,
Provienen de un sueño que nunca se hizo realidad

Y desde allí, yo sé que me busca
Como un recuerdo doloroso
De lo que no existió.
Espero que cobre el valor de venir en mi búsqueda
Atraída como un polo imantado
Quizás se aproximen mis mitades, deseosas una de la otra.

Pero quizás sea ese vacío
El que me mantenga despierta,
Resistente a caer otra vez
En un sueño que no se eligió.

Y aún así, sé que mi alma vacila,
Expectante en momentos insólitos,
Por el regreso de esa mitad adorada
Que un día supo dibujarse para mí
Y que luego se desvaneció,
Último suspiro de vida,
Escapando por la ventanilla del tren.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu poesía, una reflexión que todos nos hacemos. Yo por lo menos lo pienso a menudo. Y a todos nos vienen imágenes que creemos totalmente ciertas, vividas en algún momento, y que no han sido más que imaginaciones, sueños. El buscar un alma gemela es algo complicado, pero aun lo es más encontrarlo. Espero que disfrutes con tus sueños, espero que te despiertes algún día con la fortuna de sentirte completa. Porque son muy pocas las veces que uno se siente así, a veces no ocurre nunca.

    un beso.

    PD: Como cantautor me vería perfecto, sería un sueño poder llevarlo a cabo, pero lástima que mi voz no esté hecha para el arte del canto. Me conformaré con disfrutar de la música a través de otros, y trataré de divertirme con mis palabras también. Como todos tratamos de hacer. Je, je.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me siento a veces exactamente igual y me alegra que vos lo hayas podido captar así, y que no estoy tan sola en el "sentimiento" de ciertas cuestiones, y sobre todo, que esas son las pequeñas cosas, los hilos, que nos unen en letras y en silencios.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Joo, que bien escribes, menuda envidia!!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...