domingo, diciembre 05, 2010

Los rojos

...el horizonte es rojo ...
(el primer color)

Los pájaros locos de la madrugada,
Los rojos, sin sueño
Jilguereando, zorzaleando
Mientras yo no duermo
trabajo despierta, trabajo en sueños,
tecleo, tecleo, leo
la siesta sin sueño,
el insomnio agotado
y los pájaros quebrando en el amanecer
(la llave en la puerta
los pasos en taco
yendo hacia la almohada)
El estómago hambriento
y el sol amenazando en el agudo
e intermitente canto
como anunciando
los días inútiles
la eternidad malgastada
el colapso mental
la ansiedad, la desesperación
que me roban el alma
y todo
en el pecho rojo de un pájaro.

Que grita, enfurecido
por el despertar;
gallo de ciudad
y ese rojo neón en el pecho plumado,
en el horizonte de edificios
cortándome el rostro en pedazos,
la ciudad en destrozos.

3 comentarios:

  1. Recuerdo una vida en la que me impregnaba aquella sensación...los alquimistas simplemente se referían a esto como el nigredo...un estado de caos y putrefacción para llegar a la purificación,lo cual aveces sirve... creer en estas palabras como mentiras sagradas para seguir contemplando aquel bello horizonte rojo...saludos!

    ResponderEliminar
  2. Madrugada en rojo desvelado.
    Pájaros y canto que anuncia la inutilidad de un día sin horizonte.
    Sólo la ciudad ruinosa que nos quiebra el rostro.

    Magníficamente desolador.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Miguel, no conocía la palabra nigredo y su significado; a veces no se sabe si es el paisaje o el caos interior lo que te llevan a esa suerte de comunión entre ambas cosas logrando -quizas?- una purificación. No sé si son las palabras que yo usaría, pero seguro que algo allí se libera. Saludos!

    Ybris, qué bello poema corto te salió! Me encanta que así sea, que las imágenes lleven a más imágenes en las cabezas y en las palabras de los demás :) Saludos!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...