sábado, noviembre 20, 2010

Van a poner tu nombre en la estación de trenes
Van a poner tu rostro en banderas
Y van a agitarlas en el viento, gritando tu nombre
Vas a aparecer en todos los diarios, tironeado por los discursos más fuertes
Muchos querrán quedar bien con tu muerte.
A otros tantos les importarás nada
Algunos pensarán en su billete, en el agua para su molino.
Tantos de ellos querrán esconder la mano.
La furia poblará las calles en tu nombre
y una semana después serás sólo un titular pequeño
Frente a las muertes de otros que aparentemente valdrían más.
Tus ídolos se sentarán en la mesa de tus viejos enemigos, y no llorarán por vos.
Tu nombre será usado y tironeado asquerosamente por aquellos a quienes les dabas igual.
Tu nombre engrosará las dolorosas listas de los mártires que el pueblo llora
Sin convencerse de que no queremos más mártires
Para que se cumpla con la dignidad que nos prometieron.
Tu nombre será olvidado un día injusto
Y tu lucha será una herida del recuerdo, una marca pequeña en la historia.
Pero es tan grande hoy, es tan injusto,
Tan doloroso ver la estación de tren a la que ahora suman tu nombre
-tapado a diario con negro, pero se nota, todos sabemos que se nota-
Que no comprendo por qué
Esta sociedad toda reacciona sólo con los mártires,
Con las marcas hondas de las heridas
que nos obligan a un lento, forzoso cicatrizar.
No entiendo Por qué.

6 comentarios:

  1. Creo que nuestra sociedad necesita íconos en los cuales verse reflejados. Y en ese sentido, la muerte viene a simbolizar el grito de quienes, en vida, no pudieron ni supieron consagrarse como los verdaderos representantes que la gente necesitaba.

    A veces es ignorancia, otras es mero olvido.

    Cuando alguien importante muere, parece que estuviera más vivo que nunca.

    Paradojas que suelen suceder.

    Al menos en este país.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una buena reflexión, Aye.
    Y qué bien dicha.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Así son a veces algunas muertes de famosos:
    Un motivo para crear mártires o iconos.
    Sólo los cercanos saben de la vida que en ellos se concluye.
    Y el vacío que dejan.

    Bella reflexión poética, Aye.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Adriano, no creo que se trate de no haber podido o sabido ser representantes. Se trata de situaciones de injusticia que impiden a las personas realizarse en la propia consecución de actitudes políticas. Para luchar por la dignidad no hacen falta representantes, todas las personas pueden hacerlo. El problema está en todas esas cosas que intentan impedirlo.
    Y creo que no es la importancia (en donde radica esa importancia al fin y al cabo? la importancia no tiene que ver con quienes se la dan?) de la persona lo que importa en este momento; lo que importa es que fue injustamente asesinada.

    Laura, gracias. Lo importante es que despierte nuevas reflexiones.

    Ybris, no hablo de famosos, hablo de personas comunes de las que nadie habla hasta que un día ocurre algo terrible y las personas que estan cerca y las personas que no pero ven la situación comprenden que este tipo de cosas no pueden permitirse.
    Y si los iconos y mártires exigen este tipo de "sacrificios" me pregunto para qué los necesitamos y por qué no nos alcanza con los miles que ya embanderan nuestras causas.
    No quiero más mártires.

    Por si se suscitaron confusiones -posibles y válidas- aún así quiero aclarar que esta especie de poema fue escrito por Mariano Ferreyra.


    (para quienes no sepan, les dejo un link de una nota que no profundiza demasiado pero quizás ayude a entender: http://www.clarin.com/politica/titulo_0_358164216.html )

    ResponderEliminar
  5. En realidad, lo que yo decía es que la muerte, esa muerte que vos describís, es el "grito" de aquellos que, en la prepotencia del poder, abusando de él, aniquilaron una vida y siguieron dando pasos como si en verdad nunca nada hubiera sucedido.

    Los representantes, nuestros representantes, que salen de la sociedad, son parte de la sociedad, y morirán en esta sociedad, pierden el valor, el honor, la dignidad cuando por una parcela de poder matan a uno que podría ser...

    ... cualquiera. O todos.

    ResponderEliminar
  6. Adriano, tal cual... dejan de ser representantes más que de ellos mismos....

    Gracias a todos por sus comentarios!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...