viernes, abril 01, 2005

El cielo es gris

Y pensando tristemente, ya no recuerdo en que ocasión, sintió que, en medio de la oscuridad y tristeza que habia recaído sobre su tierra gracias a él, brillaba una pequeña luz. No era, en verdad, la verdadera fuente de luz, no era, por cierto, ningún camino certero. Era una luz en su mente; no aclaraba ideas, no sugería opciones nuevas... simplemente esclarecía un poco, hacía relucir el polvo sobre los oscuros diamantes. Y el angel negro quizo creer y creyó, que ya no habría mas oscuridad en el mundo, pero que ya no habría tampoco más que una vaga alegría... porque el resto de esa vida estaría teñida del simple y melancólico gris.
Ya creyéndose satisfecho con esa calma incompleta abandonó los sueños. Ya sabía (o creía saber) que no había ningun sentido en ellos. Ni mas magia en el vuelo. Ni mas razones por la que soñar cosas que a él no le habrían de pasar. Creía tanto en la oscuridad que lo rodeaba, que no necesitaba verla. SABÍA que era oscuridad su mundo, sabía que no había fin alguno en mirar con los ojos abiertos. Con los ojos cerrados este ángel veía mejor. Fué así que limpió las viejas heridas y las cuidó para que sanaran, fué así que sacudió el polvo de sus negras alas, fué así que escribió palabras de reproches y temor, palabras viejas que recordarían su antiguo dolor por siempre; pero aún así, creyendose superado, ¿era el mismo ángel negro de siempre? ¿O algo estaría cambiando? ¿ Qué estaba sucediendo que el ángel no quería ver? ¿Que pasaba por el mundo que este ángel no volaba y se sentaba a esperar que el tiempo pasara?

2 comentarios:

  1. (**suspiro de alivio**) ¡que distinto es leer cuando se tienen más de 4 neuronas en funcionamiento!
    El Viernes fué casi imposible, y digo casi porque algo alcanzaba a leer... y digo "algo" porque lo que leia era mas o menos algo así: "trab a egocer, iendis undu, ahabaialia ubuntu. ¿indu uetu escarawolfram?" y como que a menos que el segundo capítulo de tu historia fuese un güalicho de las brujas de los altos bosques de Chapalmalal (cosa que suponía que no era así...... ¿no?), entonces era mi obligación dejar de leer y volver cuando pudiera coordinar bien mis ojos con mi cerebro y procesar texto de una manera lógica.

    Ahora bien, volvi y puedo leer bien... y como demostración de que puedo leer y comprender texto, voy a hacerte notar un pequeño error gramatical: "Y pensando tristemente, ya no recuerdo en que ocasión, sintió que...". No soy profesor de lengua, de hecho soy un desastre y odio todo lo que tenga que ver con análisis de la lengua (léase: complemento agente, objeto directo, objeto indirecto, objeto contundente, objeto sexual y demás yerbas)... pero ¿no notás la diferencia de tiempos verbales?.

    Sacando ese error mínimo, muy bueno este segundo capítulo... espero que el tercer capítulo rompa con todo y que las interrogantes desaparezcan...
    Nos estamos leyendo, un abrazo, suerte y exitos!

    ResponderEliminar
  2. Jaja, la verdad es que mi texto podría ser un gualicho si lo lees al revés, pero te recomiendo que no lo hagas porque serás transportado inmediatamente a la zona mas recóndita de los bosques de chapalmalal, precisamente, aparecerás en la sopa de la bruja mas mala y fea y me parece que no debe ser una experiencia muy linda :P

    Después de leerlo varias veces, me doy cuenta de que si se saca la aposición los tiempos verbales chocan, pero no se me ocurre como arreglarlo... se te ocurre alguna manera?

    Bueno.. ahora voy a poner el final... y espero que les haya gustado!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...