viernes, junio 03, 2005

Imagina...

Imagina, simplemente imaginá. Cerrá tus ojos y miráme. ¿Ves mis ojos muy cerca de los tuyos? Estoy mirando ese cielo infinito que aunque quieras no podrás ocultar. Imagina después, que sentís mis manos aferrandote con fuerza, cubriendote dulcemente - imagina también, que te lleno de cosquillas, esas que sacan tus mejores sonrisas, las que siempre te hacen brillar. E imaginá luego que respiramos el mismo aire siempre. Yo respiro del tuyo y vos del mío, complementandonos en suspiros. Imagina, como si me tuvieras en frente - cara a cara- imaginá que mido la distancia entre nuestras bocas como si no la hubiera: y es porque ya no hay distancia que separe lo que hace tiempo nuestro amor unió. Imaginá que después cerras los ojos y silenciamos por fin. Imagina todo lo que ya sabés. Imaginá que hoy puedo estar con vos.¿Podés verme, sentirme, olerme, bsarme? ¿Podés oír mi voz diciéndote al oído cuanto te amo? Quizás así la distancia no te aleje tanto de mí...quizás así no te extraño tanto...


- después no vas a tener que imaginarme...-

5 comentarios:

  1. que bueno! me lo re imaginé!
    .. entonces... ¿me pasás tu tel?


    pd: bueno, era un chiste che no te pongas loca.


    jajaj besos!

    ResponderEliminar
  2. y es porque ya no hay distancia que separe lo que hace tiempo nuestro amor unió"

    Es tal cual: cuando el amor une, borra las distancias, unifica el aire, detiene el tiempo.
    Gracias por un rato de maravillas!

    ResponderEliminar
  3. :)
    que lindas imagenes, Aye!
    espero que te haya ido lindo en la fiesta, despues hablamos
    un beso grande!

    ResponderEliminar
  4. ale: así q te sentiste aludido... mmm.. INCORRECTO!(diría Susana) no iba para vos :P
    gracias por pasar!
    Crub:es muy cierto lo que decís. Y el rato de maravillas está siempre disponible :)
    Jenny: mmm... de la fiesta no hay mucho interesante pero luego te contaré mejor :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. uhhh mm ehmm ... mmm ...igual ni quería.



    bueno,



    bueno.

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...