domingo, noviembre 13, 2005

Abrir y ver

Abrir los ojos
es vivir coherentemente
es hacer las cosas que se sienten
y sin embargo sentirse insatisfecho
como todo ser humano en cualquier momento común
sentir que nada está por fin realizado ni finalizado.
Abrir los ojos
y darse cuenta quizás
de que uno está donde no quiere estar
pero igual uno tira los brazos para arriba
y le cuenta al aire y a todo aquel que quiera escuchar
que de su mundo espera más.
Abrir los ojos para ver
que hay mucho más por ver y hacer.
Quizás hacerlo sea admitir lo horrible de esta vida
pero a la vez uno entiende qué se puede hacer
por vivirla, por hacerla valer,
por dar la mayor cantidad de sonrisas posibles
y por recibir el triple de las que se dan.
Abrir los ojos duele
pero es un dolor, un renacimiento hacia adentro
que vale la pena,
morir por vivir.
Abro los ojos cada día
intentando comprender sin darme cuenta de qué quiero comprender.
Abro los ojos cada día
con la intención de hacerlo todo mejor,
no por sentirme, sino por SER
¿ser qué?
Ser... todo lo que se peude ser que haga bien
a mí, a vos, a los otros, a los demás.
Intento cada día
a partir de hoy
abrir mucho mis ojos.

1 comentario:

  1. Yo también trato, Aye, y sin duda es la mejor filosofía. Es muy lindo leer cada nuevo post tuyo (o al menos nuevo porque hace un tiempo que estoy ausente) y encontrar la misma poesía.
    Un besote!!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...