domingo, diciembre 10, 2006

El regreso


"A medida que aceleramos mis recuerdos me estremecen
y en un soplo veo proyectado como un film toda mi vida
Ya no se si el cielo esta arriba, abajo o dentro de mi
y aunque el paisaje sea tan extraño creo haber estado aqui."
Suéter - Amanece en la ruta



Guardo muchas imágenes en mis ojos.
Son como paisajes fugaces perdidos en mis recuerdos. Ellos, todos ellos, están teñidos de colores que desconozco, colores que son más bien sentimientos, identificaciones. El viaje esta lleno de colores e identificaciones. El viaje esta plagado de recorridos, pero todos ellos son uno solo, así como todos los colores pueden hallarse en una línea tan fina como lo es el arcoiris. Y en mí los recorridos se abren, se multiplican. Hay caminos de tierra o de hormigón y hay caminos internos de sustancias que no tienen palabras, caminos de instancias y colores, de sentimientos y pensamientos. ¿Qué hago yo si no es recorrer estos caminos? Gasto mis zapatillas, las hago ir y venir por todos estos senderos hasta que sus cordones exploten, hasta que los pies – o más bien la mente que transportan- se queja y pide por favor una pausa. Son tantos los caminos, las encrucijadas. No se conoce el destino, no se conoce lo recorrido, porque es todo tan subjetivo. Entonces prefiero no hablar de caminos, prefiero hablar de mareas. La gran marea interna.

(¿dónde voy? ¿dónde estoy?
¿quién soy yo? ¿qué hora es? ¿dónde estaré?)


Que es la edad, lo sé, repetidas veces lo han dicho. ¿Pero es que acaso a alguna edad se calman los planteos y se desvanecen los caminos? ¿En algún momento el camino se hace único y nosotros nos resignamos alegremente a éste? No. Ante esto prefiero ser siempre un constante dilema de yoes, un constante viaje. Antes que eso prefiero huir al destino.


Todo sin embargo, incluso la huida, es un regreso. Se dice de mí que nunca vuelvo y siempre me estoy yendo a ningún lugar dice A.C últimamente. Pero él mismo lo sabe, porque siempre hay un regreso. Con la esperanza de que algún lugar encontrare” es que recorro todos los caminos que encuentro a mi paso, es que me enredo entre los árboles del bosque, es que me siento sola en las hamacas de una plaza, es que recorro la ciudad como una perfecta desconocida, como un alma inundada de seguridad.



Pero al final, es todo esperanza. No creo en los finales. Ni en los felices, ni en los tristes. Porque todo final es un comienzo. Porque toda huida es un regreso. Será que la vida es un círculo. Y todo regreso implica un nuevo camino. No se vuelve igual a como se fue: se aprenden cosas, se descubren otras.





Hace mucho tiempo empecé un viaje.
Hace exactamente dos años.

Hace 1 mes y medio empecé otro muy distinto, pero ambos son recorridos con placer.
Hay uno que hoy termina, que hoy regresa a la ciudad. Ya la ve allá a lo lejos: una gigantesca multitud de edificios. Una nube negra los asfixia y nos alarma; el piso esta vibrando con todo el ruido que allí se produce, con todos los pasos que allí caminan. Se acerca la ciudad, se aparece en nuestro horizonte diciéndonos tantas cosas… Pero este viaje no termina, porque el regreso implica un nuevo viaje, implica recordar el viaje físico, implica reproducirlo mentalmente, implica cambiarle los finales y los momentos para que encajen más con uno. Y uno ya es nuevo y distinto y es feliz por lo que hizo, al menos por haberlo hecho, es feliz de lo que recorrió a pesar de sentir nostalgia por tantos momentos. Uno es feliz de haber viajado, y en casa nos esperan tantos viajes más.



El otro viaje es uno cuyo final desconozco, cuyo final creo imposible. Mas bien, quiero decir, la causa que lo inicia es infinita, es la causa de mi vida misma y por eso no le veo un final. Cuando empecé este camino, apenas si comprendía qué era lo que estaba empezando. Luego, mucho más tarde, lo sabría. Empezaría una nueva etapa de mí, una nueva parte de mí que primero escondería con recelo y que luego abriría al mundo. Porque esta soy yo verdaderamente, y porque es ésta quien yo quiero ser. Y este camino, como todos los que nos trae la vida, fue trayéndome miles de nuevas experiencias e ideas, me trajo a nuevos amigos, nuevos compañeros de viaje, muchos de los cuales siguieron conmigo, muchos nuevos vinieron a acompañarme, muchos otros prefirieron el regreso.

Hace dos años empecé este blog, desconociendo qué nuevos universos podría alcanzarme. Hoy no puedo creer que haya pasado ya tanto tiempo, y que a la vez sea tan poco. La amistad que formé con muchas personas aquí parece que fuera de toda la vida, el cariño puede traspasar incluso cualquier tiempo y distancia. Escribir tanto, leer tanto, conversar tanto en estos caminos me enseñó muchísimas cosas, cosas que no se pueden contabilizar.

Este camino es uno de esos que decía al principio, es un camino plagado de colores y sensaciones y pensamientos. Es un camino que se recorre desde la imaginación de saber y creer que en cada blog se esconde una persona para ser descubierta. Y es un camino que se cruza con miles de caminos.

Hoy estoy feliz de haber encontrado un blog por casualidad en aquel diciembre frío. Hoy estoy feliz por haberme animado a escribir para otros, estoy feliz por haber conocido otras voces y haber dejado que se conociera la mía.


Por ser este día el cumpleaños del blog es que les dejo un regalito plus a lo que tenía planeado: las canciones que más me han gustado de Andrés Calamaro. Y lo elijo a él porque justamente hoy voy a ir a verlo tocar en el Estadio Obras junto a Ariel Rot.

Algún lugar encontraré, precisamente porque busco un lugar, mi lugar, constantemente en todas partes, busco hacer mío cada lugar, algún lugar encontraré.

Paloma, porque es un tema que siempre me pareció hermoso, mas allá de que me identifique o no, es uno de los mejores de Andrés. Y porque me gustaría poder volar con o sin paracaídas.

Crímenes Perfectos, porque fue la primer canción de amor con la que me identifiqué y con la que lloré mis primeras lágrimas de enamorada, hace casi nueve años (sí, era toda una pequeña).

Media Verónica, por la gran identificación que tuve en un tiempo con este tema, identificación que sigo llevando; la verónica mitad que esta cansada de esperar, que dice siempre la verdad, la que tiene muy poca maldad y que escribe: La vida es una cárcel con las puertas abiertas.

La libertad, porque es la hermana mas hermosa, porque la buscamos constantemente, porque es ella causa de muchos desvelos y sueños.


El retorno y el comienzo de un nuevo año en el blog son razón suficiente para empacharnos de Andrés.


Besos a todos y GRACIAS por acompañarme en este viaje.

=)

13 comentarios:

  1. Desde València, acabado de descubrir tu blog y empachándome de él te felicito y me uno, si me dejas, al viaje.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu forma de viajar, esa forma de ojos abiertos a las cosas que no sólo ven el paisaje sino la materia del paisaje.

    Cervantes decía en su Quijote: "tres cosas hacen sabio al hombre: letras, edad y camino". Creo que para la primera y la tercera tienes méritos acuñados sobradamente, para la segunda, tan sólo has de dejar pasar el tiempo.

    A mí lo único que más me interesa de las metas es el rumbo que me marcan. En eso coincidimos, creo, aunque sea incluso "yendo a ningún lugar". También era eso lo que andaba buscando Holden Caulfield en Nueva York cuando soñaba con ser un guardian sobre el centeno.

    Me alegro mucho de estar presente en el segundo cumpleaños de tu blog, yo, que aún sólo tengo seis meses. Quiero sumarme a tu pequeña fiesta con estas canciones de Calamaro deseándote que haya sido un feliz concierto para celebrarlo y agradeciendo tus letras de arco iris.

    Felicidades y mi abrazo, Aye.

    ResponderEliminar
  3. Perdón, esto de no repasar...
    cuando decía "A mí lo único que más me interesa de las metas", quería decir "A mí lo que más me interesa de las metas".

    :)

    ResponderEliminar
  4. Aye...

    Que lo mejor de este camino, de este viaje ha sido todo lo que creciste en este tiempo, todo lo que te animaste a hacer, todo lo que descubriste, todo lo que dejaste salir de vos...

    Es mas no solo te ayudaste a vos, sino a otra gente como yo por ejemplo que no tenia ni idea de la existencia de estas carreteras secundarias, tu mano firme me hizo dar los primeros pasos, como si fuera un bebé, con esa inseguridad y esos ojitos de niño yo avanzaba y vos, experta en estas lides me guiaste, gracias linda con esa sonrisa que vos sabés!

    ¡¡¡Feliz cumpleblog!!!

    -lo escucho a Andres y sólo veo agua, glup-

    Besos y viajes :)

    ResponderEliminar
  5. Me emocionan tus palabras. Siento todo tan cerca y tan lejano al mismo tiempo. Imposible no proyectarme a otros tiempos, cuando tenía tu edad y tenía varias de las inquietudes que a menudo nos presentás desde tus líneas cargadas de emotividad.

    La edad es algo relativo, las experiencis también. A mí, particularmente, leerte me produce reencontrarme con parte de un ser que creí ser en otros tiempos, y ese tipo de reconocimiento me hace pensar que no estoy solo en el mundo, que también conviven personas capaces de emocionarse por las pequeñas cosas de la vida, que quizás no son tan pequeñas, tal como lo hago yo.

    Feliz cumple blog, aguante ANDRÉS y espero novedades de tu súper concurrencia al recital!!!

    ResponderEliminar
  6. cuando digo "novedades", me refiero a toda la previa y lo que ibas sintiendo a medida que ibas hacia Obras. Conocer ese tipo de historias me fascina.

    ResponderEliminar
  7. Feliz cumple, Palabras de Aye.
    Que sean mil más.
    Te debo el regalito, Aye.
    Un abracito

    ResponderEliminar
  8. me adhiero a estos festejos y más en épocas que yo también cumplo pero años.
    felicidades y te espero por mi blog

    ResponderEliminar
  9. I really liked what zooey wrote about the three things witch make a person wise.
    In my mind, I would unify the last two: the aging and the road. Walking life is walking the world and vice versa.
    Writing makes us recognize (/reflect) in the sphere of the mind the sphere of life.

    I hope, and therefore I wish you to keep writing, for us to keep reading about your trips.

    Even though we don't share the same point of view about the returning, the beginning and the end, how these two become one, I too clearly see my self more clearly, more transparent when on the road.
    It is a post I should translate you sometime about that. My first one.
    But enough about me:

    ¡Feliz cumple, mas o menos, palabras de Aye!
    ¡Mas y mas, mejores, felicidades y calientes!
    ¡Arriba, abajo y dentro de nos corazones!

    ResponderEliminar
  10. Marc:
    Bienvenido y por supuesto que podes unirte al viaje! =)
    Saludos!

    Zooey:
    Me encanto esto que dijiste...
    Yo aun dudo de tener demasiado de las tres cosas, siempre siento que me falta un poco más, que nunca es suficiente, y sea cierto o no lo mucho que me falte, es lo que me impulsa a seguir viajando, cuantos kilometros más quedan de viaje? Realmente no importa cuantos ni cuan rapido los recorra, sino el vivirlos a cada momento, el que sean hermosos, cada uno por lo que valen.
    Por eso es que "voy a ningún lugar", por eso me dejo llevar por esto que soy y en lo que confío...
    Encantada de tenerte en esta celebración y si, el concierto de Calamaro fue muy muy bueno =)

    Besos de arcoiris!

    Pd: no se quien es Holden Caulfield pero imagino que sera el personaje de un libro o una pelicula, no? =s

    Pato:
    Para mi tambien fue muy bueno ayudarte a recorrer estos caminos por los que ahora andas tan bien sola, me enseño tambien muchas cosas de mi, muchas cosas de vos.
    Una forma simple de retribuirte tu compañía en mi camino.
    Siempre caminando =)

    Besos y salmones!!!! ;)

    Adriano:
    Por supuesto que no estas solo, hay muchos por aca a los que nos encantan esas pequeñas cosas de la vida.
    Pero hay cierto momento en nuestras vidas en que nadie se fija en esas cosas y es muy difícil encontrar alguien con quien compartir la forma de mirar. Pareciera que somos algo que hemos de ocultar.

    Tuvimos la suerte de encontrar este camino que nos ha cruzado con tantos otros como uno que se fijan en esos detalles, que les gusta imaginar sobre sus posibles destinos, que les gusta dar vueltas y vueltas al mismo camino hasta agotarse y decir basta, pero luego volver porque el verdadero yo nació ahí...

    Me alegro que este post te haya llegado como me decís, siempre hay caminos y siempre los habra, incluso si los creemos terminados, incluso si sentimos que ya no hay fuerzas para uno u otro camino... Siempre hay múltiples posibilidades esperando por nosotros; eso, claro, si se mira desde un punto de amplitud este-oeste ;)

    Besos que se abren camino como el Salmón =P

    Ana:
    Sí, que sean mil x mil x mil más =)
    Y por el regalito no te preocupes, el poema de Alejandra que me dejaste hace unos días fue un regalo muy lindo =)

    Besos con sombrerito de cumpleaños

    Hernandos:
    Bienvenido a la fiesta!!

    Saludos!

    Ioanni:
    I also liked what Zooey quoted... and I also think that sometimes age and road are something that come together. But you know? Sometimes the road tends to accelerate and we live - or think we live- other different things that make us grow quicklier..

    About the circular road, it's only a point of view, about how the end can change into a beggining, a road can mix with other without noticing it. The idea is more about an spiral than a circle. However, they tend to be similar in some point...
    I also see myself more clearly, more sharp, better defined, I feel myself qhen I'm on the road.
    So for that reason be sure that I will never stop travelling. And I will continue writing those eternal trips..

    Thanks fot what you wrote in spanish! or better... Gracias por lo que escribiste en español!!

    =)

    ResponderEliminar
  11. Aye, me alegro que te haya gustado y tienes razón cuando dices que nunca es suficiente. Ha errado quien crea que lo ha recorrido todo, nunca es cierto. Y lo importante es, no lo largo de ese camino ni en espacio ni en tiempo, sino vivir cada paso que se da como se debe vivirlo con plena conciencia y con todos los sentidos posibles.

    Me confirmas mi opinión con tus palabras.

    Holden Caulfield es el protagonista de la novela "El guardián entre el centeno" de J.D. Salinger. Se trata de una situación de crisis existencial de un adolescente que estudia cerca de Nueva York y que en un momento determinado se plantea las cosas esenciales de la vida y su papel frente a ellas. En EEUU es un libro de lectura obligatoria en el bachiller y creo que también debería serlo en el resto del mundo. Yo lo leí con 18 años y se lo recomendé a mi hijo cuando tenía 16. A partir de ahí comenzó a leer con devoción. Te lo recomiendo porque es bueno.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  12. lo gracioso es que VERDADERAMENTE era un post largo, pero FELICIDADES!!!!
    ahora que estoy A-blogger, me di cuenta de que gracias (?) a los links, una ya no sabe ni los nombres de los otros blogs.

    Tarde pero seguro,
    nos vemos pronto!

    ResponderEliminar
  13. Zooey:
    Ahora me diste muchisimas ganas de leer el libro... Voy a averiguar si lo tienen en la biblioteca y sino investigare para comprarlo...
    Me suena de algún lado, aunque aún no se de donde...

    Vos con tus palabras me hacés sonrojar
    =:)

    (se entiende la carita?? =D)

    Besos sonrojados!

    Jotísima:
    Viste que era largo?
    Es cierto que cuando te acostumbras a los vinculos despues te olvidas la direccion de los blogs. Mas si el nombre del blog era distinto a la direccion, como el mio!
    Una de dos, o te las aprendes o reabris el blog =P

    Tarde pero bienvenida!
    Besos y hasta pronto amiga!!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...