martes, marzo 06, 2007

Cómo decirlo

Cómo decirlo, si a veces se me anegan las palabras antes de siquiera pronunciarlas.
Cómo pensarlo, si cada idea es un enriedo,
si cada silencio es un encierro,
si cada murmullo se asemeja al de las cataratas.


Siento que así, en vaivenes silenciosos,
se me podrían escapar los días y las noches, sin diferencia alguna;
y cómo decirlo o pensarlo si cada intento es un árbol caído antes de tiempo.

-En la cuadra anterior han arrancado un árbol de cuajo, ni huellas han quedado de sus gigantezcas raíces, y de pronto,
al ver ese vacío en un montón de tierra,
sentí
cómo se desgajaba de mí un árbol,
cómo se arrancaban sus raíces de mi corazón;
cómo sus hojas y sus flores quedaban decorando únicamente el cielo de mis recuerdos.
Y sentí un vacío, semejante a éste que ya me inundaba unas cuadras antes,
y supe que entonces el mundo sí gira con un sentido,
aunque no tenga palabras ni voz para pronunciarlo

que a veces los hechos tristemente se conectan con los pensamientos
y que a veces no,
que siemplemente nada encaja donde debería
ni yo, ni el mundo, ni los ruidos, ni los silencios.

Y cuanto más desencaja el mundo,
cuanto más desencajo yo,
menos palabras tengo para decirlo.

13 comentarios:

  1. El texto me retrotrae a una vieja idea que tengo...Y es aquella que hacen de las palabras algo que a veces no alcanza. Las palabras son un acercamiento a una emoción, pero no la emoción misma. No recuerdo si alguna vez te lo he comentado a través de estos comentarios. Sólo sé que se me impone a la memoria cuando me encuentro con estos textos que me invitan a pensar que hay gente como yo, que tenemos nuestras inquietudes y preocupaciones, que nos guste o no, es nuestro motor y a partir de allí devenimos en nuestra existencia.

    Ver caer un árbol, en sentido literal, impacta mucho. En sentido metafórico, mucho menos. Y por más que permitan ver el cielo, un árbol es un árbol, es una historia, es un suceso que ha participado del mundo, y al que yo vinculo con lo referente a la vida.

    Para ver el cielo siempre tendremos tiempo. Prefiero ver el sol. Prefiero saber que está, por más que en tiempos de calor vaya corriendo debajo de una sombra que me da un tronco al que nunca quisiera ver derrumbarse por ahí.

    Saludos, amiga. Celebro tu regreso.

    ResponderEliminar
  2. No es fácil hacer un comentario a un texto cuando este te deja enmudecido, imaginando árboles arraigados y poderosos que dejan suelos llenos de contrastes hechos de brillos de colores y sombras con formas de ramas y hojas. Luego te asalta la imagen de uno de esos árboles tumbado ante determinada mirada, con las raíces dibujando en el aire mil locas líneas paralelas al suelo.

    Y regreso a anclarme en el mismo lugar:

    "Y sentí un vacío, semejante a éste que ya me inundaba unas cuadras antes,
    y supe que entonces el mundo sí gira con un sentido,
    aunque no tenga palabras ni voz para pronunciarlo"

    Y mé pregunto ¿cómo son tus palabras que a pesar de tu creencia en que no son suficientes para decir, dicen tantas cosas que se imaginan más allá de las letras?

    Es cierto que las palabras a veces parecen no ser suficientes, quizá faltan todas las otras cosas: miradas, sonrisas, silencios llenos... Pero tus palabras dicen mucho, Aye, aunque creas que no tienes las suficientes. Quién sabe cuántas veces serán sombras bajo las que correr en tiempos de calor y días de sol, como en la imagen del precioso comentario de ADRIANÓFANES.

    Cómo decirlo cuando alguna vez se ha sentido la ausencia de palabras y voz para pronunciar.

    Es precioso, Aye. Yo también celebro tu vuelta y la preciosa música que dejas escuchar.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. AYE:
    Siempre tienes un texto para pensar y disfrutar amiga.

    Te dejo saludos y deseo de que tengas un FELIZ DIA DE LA MUJER!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Somos dos.
    Se murió mi perro y no alcanzan las palabras.

    Besos y partidas.

    ResponderEliminar
  5. Comprendo perfectamente tu sensación, Aye. Pero has encontrado las suficientes palabras como para trasmitirnos lo que sientes, y eso es importante para ti y para nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ay nena. Un poco leerte y otro poco entenderte bien podrían conjugarse en los lectores como yo...y así es.
    Que las palabras ("esas perras negras",diría alguien que sé) puedan o quieran desplazarse y sentirse en su propio cuerpo de pequeños trazos y a la vez en algo más grande que las contiene y las detiene. Y que es, sin quererlo, sin prestarle demasiada atención, nuestro mismisimo ser.
    Espero que estes bien, hacia mucho que no te leía pero era hora.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. "Y cuanto más desencaja el mundo,
    cuanto más desencajo yo,
    menos palabras tengo para decirlo."

    increible leer esto justo en este momento...
    fue leer lo necesario en el momento justo... me alegro de haberme asomado a ver si estabas por ahí con algo nuevo.


    sin más palabras que las tuyas...
    las tomo prestadas para finalizar mi comentario.
    Saludos... no te detengas!

    ResponderEliminar
  8. Cecilia, del comentario anterior me mostro algo de este escrito y como dijo ella, fue leer lo necesario en el momento justo.

    Por una parte queria agradecerte por poder leer esto.
    Y queria saber si puedo copiarlo y pegarlo en otro lado.
    Gracias

    ResponderEliminar
  9. ne gusta tu blog, la musica me transporta
    recomenzar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Aye, tanto tiempo, ¿qué será de ti?...Estaba leyendo los comentarios. Y el que menciona Jenny, ése de las palabras como "perras negras", ¿lo dijo Julio? Tenía la idea de que sí, pero no estoy seguro.

    Ayeteextrañamosmucho. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. No dejes que nada te arranque las palabras, como ese árbol, porque son las nuevas raices que tu alma esparce para afianzarse en la realidad.

    ResponderEliminar
  12. Me ocurre lo contrario. Cuanto mas desencaja el mundo, lo unico que encuentro con sentido en mi son las palabras, pero en cuanto me abandonan se quedan sin fuerza, inertes, pasivas, debiles.....

    ResponderEliminar
  13. Adriano x 1:
    Las palabras siempre serán un acercamiento a algo y nunca ese algo en sí, son transmisoras de emociones pero emociones en sí. Sin embargo, son difíciles los demas caminos para intentar transmitirselas a los demas, no?
    Y de esa forma vamos movilizandonos de unos a otros.

    Es cierto que parece más trágico VER caer un árbol... pero que se caiga un árbol dentro de uno también es doloroso...

    ASí que mejor te mando besos desde un cielo con árboles!

    Zooey:
    ES precisamente eso mismo que le decía a Adrianofanes, las palabras no llegan a ser sensaciones y por eso mismo parece que jamás podrán alcanzarlo. Si sin darme cuenta cómo pude transmitir la imagen desgajada de las raíces y la tierra, entonces es porque hubo más imagen que palabra; entonces me alegro y corro bajo su sombra para que sean pocas las veces en que me falten las palabras y la voz.

    Besos suficientes!

    Gabrielus:
    Gracias por los saludos y me alegro que disfrutes de mis textos. =)

    Besos!!

    Dudita:
    Lo leí y ya te dejé mis palabras en tu blog. Creo que no debe haber dolor tan profundo como el del corazón al que le arrancan raíces queridas.
    =(

    Besos y flores.

    Dedalus:
    No solo es importante, sino que es genial saber que pude transmitir una sensación justo cuando me quedaba sin palabras.
    Besos!

    Jennycitas:
    Tanto tiempo, querida. =)
    Tal cual como lo decís, las "perras negras" se hacen querer aunque no sean completas, aunque no lleguen jamás. Y terminan formando parte de nuestro ser más intrínseco.

    Besos amiga!

    Cecilia:
    Viste! Es genial cuando encontras algo que encaja justo con lo que te pasa en el preciso momento en que lo lees.
    Me alegro que hayas sentido eso, y que mis palabras (aun siendo tan perras, tan negras) pudieran ayudarte en algo. =)

    Saludos!

    Matias:
    Bienvenido!
    Me alegro que a vos tambien te haya identificado, en cuanto la cita, me gustaría que si lo copias a algun lado lo cites (creo que con la dirección del blog será necesario).

    Por si las dudas ahora voy a tu fotolog y te dejo este mensaje.

    Saludos!

    Soleil:
    creo que una de las mejores cosas que logra la música es poder transportarnos -como a veces las palabras- alli donde estan los sentimientos y las sensaciones.
    =)

    Saludos!

    Adriano x 2:
    jaja, tu comentario me hizo reír, especialmente el "ayeteextrañamosmucho" =) sos un divino!! =P

    lo de las perras negras, sí lo dijo Julito Cortázar, y ahora mismo no recuerdo si fue en Rayuela que lo dijo (tanto, tanto repetirlo, tanto hacer mías sus palabras que ya olvido el lugar donde las leí)

    Besos y ya estoy por aqui!! no me extrañen!! =)

    Gregorio Verdugo:
    No, precisamente las palabras serán lo último que me arrancarán. Son mi conexión con la tierra =)
    Saludos de bienvenida!

    Puck:
    Muchas veces las palabras pueden estar ahi por nosotros, haciendo contacto con la tierra, arraigandonos a ella cuando "nos vamos por las ramas". =)
    Que estes bien..

    Saludos!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...