domingo, julio 08, 2007

Dialéctica

Tengo miedo que el horizonte sea infinito,

temo llegar a destino, quedarme allí para siempre,

y que sea aún demasiado temprano;

tengo miedo que se acabe esa posibilidad,

la del futuro como espacio inconquistable,

pero temo también quedar reducida a la nada

que es este vacío, esta quietud.



Temo demasiado, creo yo,

a aquello que está al alcance de mi mano;

en cambio creo ver en lo inalcanzable mi camino

y sonrío de felicidad, creyendo que allí está mi lugar,

tras unas nubes, en el lejano cielo y junto al sol.

Y temo quedar estancada aquí por siempre,

temo olvidarme la hermosura de crecer

tropezando y a los tumbos o con firme seguridad,

con tal de conquistar la tan preciada comodidad.



Temo no haber arriesgado todo a la hora de jugar,

siempre dudé un poco

más dudé cuando tuve que mostrar mis cartas...

Temo que se espere de mí demasiado,

que se olvide que quizá yo nunca me supe jugar.



Creo que ya dije demasiado de lo que sé,

y nada de aquello que quiero conocer,

olvido a veces que las letras son ese camino por el que va toda mi vida,

el eje esencial,

aunque a veces pierda el rumbo,

olvide el abecedario,

confunda el orden de las palabras.



Pienso que es por esto que cada semana

aprendo un lenguaje nuevo,

finalmente tendré el mío propio,

el que no me canse de usar.

Por lo pronto tengo estas palabras,

sus giros, sus "eses" borroneadas,

y ese silencio perfecto allí donde no debe ir.



Esperando el beso que por fin selle estas palabras

para que finalmente pertenezcan a mi boca, a mis ojos, a mi voz...

Escribo, con tal de borrar los espacios,

los océanos del tiempo y el espacio.

No para que seamos todos lo mismo,

más bien para acercar nuestras islas entre sí

allí donde nada tiene un sentido sincero.



Escribo, tal vez, para llegar a tu alma

y también a la mía;

están olvidadas de sí mismas

jugando en los jardines de esta adolescencia inagotable

que es la poesía.

12 comentarios:

  1. Alguna vez he leído que hasta la persona más valiente también tiene temor, aunque sea de dejar de tener esa condición asociada al coraje.

    Es tan humano tener miedos, vernos sometidos a ellos, pero a la vez impulsados a enfrentarlos. La poesía es una herramienta que hace adormecer a los más fuertes.

    Quién no ha intentado con alguna poesía a lo largo de su vida, para aliviar eso que tanto lo inquieta, lo persigue, le preocupa. Cuántas veces le hemos contado a un papel aquello que más profundamente hemos sentido, como si fuera nuestro más fiel amigo.

    Tengo miedo del futuro, de que las cosas no salgan como las espero. Tengo miedo de que mis ilusiones terminen siendo solamente eso: ilusiones, y que ni siquiere aspiraen a su realización.

    Pero esos miedos comienzan a apagarse cuando estoy delante de un texto, mucho antes de comenzarlo, en su plena realización...ahí sí me siento libre. Y hasta celebro, en algún punto, haber pasado ese atlanticismo, :)

    Me gusta mucho la nueva fisonomía del blog, Aye. Tiene unos colores más sobrios, pero a la vez muy vivaces. Es el verde de un patio y lo rojizo del crepúsculo. En ese contexto, entonces, resulta mucho más maravilloso situar los aromas melancólicos y poéticos de este espacio.

    Buen finde y feliz día de la independencia!!! (No te olvides de la escarapela).

    Un beso, paála lindo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias me gusta tomar fotos y cuando lo hago me desconecto y no se nada mas q de tomar fotos.
    Cuando lo hago trato de hacer lo mejor posible plasmando en la fotografia lo hermosa q es la madre naturaleza.
    SALUDOS
    ciao!! =)

    ResponderEliminar
  3. CAMBIOS. GIROS.
    ---
    Me parece que en esta oportunidad llegaste -y vos lo debes sentir, yo lo sé- a un punto muy intenso entre aquello que sale y aquello que esta adentro.
    No es por juzgar,pero realmente creo que fue muy adentro, o fuiste muy adentro..eso.
    Y que vislumbras en el camino de las letras, el camino de la vida. Y me encanta que así sea, porque ellas necesitan alguien que les de vida. Y si es posible, prolífera. Y vos acá pudiste o yo siento que.

    asi que una sonrisa muyyy grande como vos te imaginas de mí y pronto nos estaremos viendo y charlando como antaño

    quierote también

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Lei tu entrada, el viento me llevo hasta aqui, y me ha gustado mucho.

    Yo también tengo miedo, quién no? Cada uno lidia con los propios.
    Los mios son al silencio, a la quietud, a las páginas en blanco, a los buzones vacíos...

    Me gustará acudir a tu página a encontrar un poco de consuelo, con tu permiso claro :)

    ResponderEliminar
  5. No sé si estar contento por vos o no, pero en lo estrictamente personal, debo confesar que me agrada vislumbrar sensibilidades similares entre vos y yo. Será algo que en algún punto sufrís, pero sabé que no lo hacés sola.
    Un beso grande y no creas que por el solo hecho de que uno desaparezca no te tiene presente.

    ResponderEliminar
  6. De lo que conozco, sólo los autocomplacidos, esos con cara de necio que se regustan en sus triunfos, creen que han jugado perfectamente sus cartas. Yo creo que cualquier persona que merece la pena de verdad siempre temerá no haber arriesgado lo suficiente, muchas veces habrá dudado de sus cartas. Las palabras son un eje precioso. Bueno, más que eso. Pero el lenguaje… ese algo más que se esconde entre las palabras, que juega con las miradas, que se viste de silencios, que se tiñe de mil gestos. Todo son armas para borrar espacios, todo son rutas para combatir distancias. Y la palabra es una prueba, una prueba perfecta, como ese silencio del verso. A mí alma sí que llegas, y sé que pase lo que pase, seré siempre adolescente jugando con poemas, los escriba o no, los diga o los encubra de silencios, haya o no dudas perfectas o imperfectas.

    Pareciera que la dialéctica es un ejercicio de la razón, pero creo que tiene más que ver con una actitud del espíritu.

    Me encantó este poema, con el que va perfecta la música y la letra de Transatlanticism. Precioso. Me alegra mucho estar de vuelta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola, cronopio :)
    Vi tu mensaje en la Rayuela y vine a saludarte... Me encata cómo escribes, me hizo bien leer tus poemas... A veces uno se olvida de todo lo que cura la poesía, así que felicitaciones por todas esas palabras maravillosas.

    Por cierto, qué divino que tengas música aquí. Te transporta.

    Bueno, te estoy visitando!

    Deb.

    ResponderEliminar
  8. Escribir es en cierta manera conquistar el futuro, teniendo en cuenta que todo es ficción, incluso la realidad más recalcitrante.
    Un beso y fuera miedos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno esos miedos aparecen y creo que son un indicio de un propio crecer, pero a andar con confianza y fuera miedos que no nos permitan disfrutar...

    ResponderEliminar
  10. Nada de lo que tanto temes sucederá. estás viva y despierta, eso es todo: lo realmente importante. La vida de da unas cartas y tú las has de jugar. Es lo que estás haciendo y eso es un ejercicio de sabiduría, aunque de vez en cuando se yerre.

    Besos, Aye. Contento de reencontrarte...

    ResponderEliminar
  11. Adriano:
    En cuanto a la poesía, creo que tiene ese don, el de abstraernos para ir en concreto a las sensaciones, a la pureza del sentimiento y de la imagen. Por eso es un jardí inagotable =)

    Decís tus miedos, que son reflejo de los que yo escribí, pero al escribirlos no sé si los pierdo del todo; los materializo y veo, pero aún así dejan una semilla honda e inexplicable, sumergida en el "atlanticismo".Que ojalá no sea insuperable. :)

    En cuanto a los colores, me han dicho varias cosas, que eran serios/señoriales, que eran originales; sin duda la tuya fue una de las explicaciones más originales y halagadoras. Que los colores de mi página te hagan sentir en tu siempretandeseado patio, y encima en un crepúsculo hacen que me sienta más cómoda en este lugar. Precisamente buscaba colores que me hicieran sentir bien recibida, en un lugar cálido y acogedor; ojalá sea así para todos... =)

    Besos!!!
    (PD: puede reemplazarse la escarapela siempre pinchuda por un corazón pintado de celeste y blanco de por vida??? =) )

    Lucía:
    Retratar la naturaleza requiere de mucho esfuerzo, ya que todo lo que es ella no entra en una fotografía; quizá por eso sea tan hermosamente valiosa una buena fotografía de ella. =)
    saludos!

    Jenn:
    Qué bien recibida es esa sonrisa grande, ya que darle vida a las palabras no es tarea fácil, más aún cuando se está tan adentro de ellas. O quizás sea justamente porque se está demasiado dentro de ellas.
    Lo que sé es que veo ese camino y quiero recorrerlo. Después veremos si es o no prolífero. Por ahora me importa sólo recorrerlo, lo más hondamente posible. Con eso me basta para que sea prolífero.

    te dejo un beso de letras.

    Nausicaa:
    Hola! Bienvenida!
    Los miedos están siempre, por supuesto; el tema es no dejarse vencer por ellos, no caer en la quietud de no poder enfrentarlos jamás...
    No tengo miedo al silencio muchas veces; los buzones vacíos me suenan aún más rotundos, suenan más a silencio incorruptible...

    Vení a mi página cuando quieras, todo el permiso concedido =)
    saludos!

    Leopoldo:
    Yo creo que sí es para estar contento. El sufrimiento compartido es mucho más dócil que el solitario, y aún en la distancia y el tiempo el seguir compartiendo esas sensibilidades hace que aún en la ausencia haya presencia.
    Mil gracias por estas palabras, me llegaron al corazón como no esperaba que lo hicieran. Soy feliz de seguir presente, y viceversa. =)
    Otro beso grande para vos.

    Zooey:
    Recordé con tus palabras esa frase de Quique que dice: "y no me fío de los que a pecho descubierto me vacilan con una lista de consejos aprendidos"... =)
    Será que en las dudas y en el miedo aprendemos más que erigiendonos como estatuas autosuficientes.
    Me gusta esa aclaración que hacés respecto al lenguaje. Es más que palabras, también están la entonación, el sentido (eso que se suele llamar connotación), la forma en que las usamos... Y que la lengua sea el arma para borrar espacios mediante el juego, mediante el afecto...

    Estoy súper segura que vos nunca podrás dejar de jugar con la poesía, y ya eso me alegra, el camino para las almas se hace de verso en verso. =)

    Me dejaste pensando con eso de Dialéctica; si sólo fuera ejercicio de la Razón no encontraría su primer campo de experimentación : el espíritu. Quizá sea como decís, una actitud del espíritu por innovarse, por no envejecerse en una única tesis...

    El poema surgió gracias a la música; no podrían estar el uno sin el otro. =)

    Besos!

    Débora:
    Es cierto que uno suele olvidarse el poder curador de la poesía sobre el alma. Por eso cada tanto vuelvo a ella, a encontrar un refugio y un escape. =)
    La música... sí, es otro carril que lleva al alma; otro carril que no me canso de usar. =)

    Gracias por pasar y me alegro de tenerte por aquí visitando.
    Saludos!

    Gregorio:
    Qué cierto esto que decís, escribir para conquistar la ficción; el miedo es otra ficción, escribirlo será una forma de enfrentarlo? Lo sea o no, es una válvula de escape: fuera miedos.
    Besos!

    que no es poco:
    =)
    saludos!

    Melina:
    Claro que son un indicio del crecer, pero crecer sería verdaderamente enfrentarlos y superarlos. De a poquito van saliendo y se van yendo... =)
    Besos!

    Dédalus:
    Decís que será un ejercicio de sabiduría jugarme estas cartas a escribir? A decir sin miedo los miedos? Intento a cada paso no pensar en ellos, quizá eso ya sea algo.

    Contenta de volverte a ver por acá. =)
    Besos!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...