lunes, julio 30, 2007

¿Y quién dijo que volar fuera prohibido?
¿Quién dijo que la imaginación fuera un lugar repetido?
Pero ella se aprendió de memoria
Que “lo esencial es invisible a los ojos”
Y ahora no hay forma de volver atrás
Lo real muchas veces no es invisible, y de lo real no hay forma de escapar
Para ella tampoco hay forma de entrar;
Lo esencial es también aquello que más duele
Aquello que se hunde, pero que se hunde no sólo en el alma
Se hunde también en el cuerpo
El cuerpo es real, y allí también duele.
¿Cuándo será a la inversa?

Lo imaginario se transfigura
Los sueños dejan de asemejarse a las nubes
Todo adquiere un cariz perfilado
Los rasgos se van dibujando con nitidez
Y ya no hay nada que temer,
El sueño se dejó de soñar, y ahora se lo tiene entre las manos,
Como un pajarito que vuelve a casa luego de un vuelo eterno.

5 comentarios:

  1. Si te digo que he estado escribiendo un buen puñado de líneas y que he tenido que guardarlas para poner en otra parte ¿te lo creerías?, je, pues es verdad. En fin, es que me pones a pensar y se me agolpan las cosas, luego cuando fluyen comienzan por un lugar remoto que apenas tiene que ver -a simple vista- con la idea principal, con lo que me doy cuenta que necesitaría un espacio mayor que el de un comentario, de modo que mejor para otro formato :)

    Es que dices muchas cosas y las dices de una forma preciosa. En cuanto al fondo voy a referirme a un par de cosas: sí, lo esencial es invisible a los ojos, je, y sin embargo cuando percibimos esa esencia quedamos mirándola fíjamente con esos mismos ojos, que aparentemente están mirando otra cosa y que, paradójicamente, están mirando frente a frente el rostro de esa esencia. Y efectivamente duele, claro que duele, es lo que más duele. Ya se encarga todo lo demás de proporcionarnos el cloroformo de la superficialidad, y no lo despreciemos del todo, que también es necesario en alguna medida, pero sin caer en el error. Podemos hacer de esa superficialidad un auténtico "soma" y llegar incluso a sentir placer con ella, para luego, como si se tratara de una droga, no sentir nada y no saber vivir más que en esa sorda superficialidad.

    Tú lo has dicho: el sueño se dejó soñar y ahora se le tiene entre las manos: en la misma realidad entonces ¿no? Claro, ya lo entiendo, es esa esencia lo que se ve a veces soñando ¿verdad? Y es esa esencia la misma realidad ¿no? Parece que viene del sueño y es la realidad misma con aspecto de "invisible a los ojos". Todo se perfila, se hace nítido y uno sospecha que si lo que se siente en el alma se siente en el cuerpo también tiene que ocurrir lo mismo al contrario ¿no? Claro, así tiene que ser, por eso es tan trascendente la materialidad supongo, la piel, las caricias, los besos, las sonrisas, por ejemplo. ¿Será entonces que la superficialidad es poner al alma a espaldas de la materialidad del cuerpo? ¿Será entonces igual de erróneo atender al alma con tanto celo como para olvidar la parte que de él pertenece a lo corporal? Yo siempre sospeché contra esa tendencia religiosa de disociar alma y cuerpo como naturalezas diferentes.

    Tus versos dicen que lo imaginario se transfigura, Aye, pero, ¿no se transfigura todo? e incluso tantas veces ¿no se transfigura mucho más lo real que lo imaginario?

    En cuanto a la forma, me has hecho pensar en mi propia forma de escribir. De cuando en cuando me pregunto qué clase de cosa es lo que yo escribo, je, y al leerte hoy me ha parecido comprender que casi siempre, con versos o sin ellos, lo que pretendo (con dudoso éxito) es escribir poemas. Qué cosas, je :)

    No tenemos remedio: tú escribes cosas preciosas que me encantan y a mí se me dispara la cabeza hasta el punto de ser incapaz de darle mucho sentido a todas estas cosas que se me ocurren sobre la marcha al leerte. Intento ser breve, pero es imposible :(

    Pero yo, lo disfruto, que conste :)

    Mil besos, Aye luciérnaga.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Gracias x la visita, yo encantada :)
    Que bueno como llegaste, me encantan esas cosas, no se..son tan fortuitas...Por curiosidad que frase era la que pusiste, jajaja :P

    He visto tu dibujo, es muy wapo, me recuerda a uno que yo hize hace varios meses. Mira te pongo el enlace

    http://photos1.blogger.com/blogger/1435/3521/1600/PICT0009.jpg

    ¿A que tienen un aire?? Jejeje, otra casualidad....


    Y sobre lo que has escrito, que dicho sea de paso, es muy bonito, solo queria decir que no es malo dejar de soñar, siempre y cuando se recuerde el sueño. De esa forma, nos sirve de guia para lograr que se haga realidad

    ResponderEliminar
  3. Que lo esencial es invisible es tan cierto...como que también puede verse. Y entonces, cuando nuestros sueños se cumplen dejan de ser sueños y se convierten en realidad. Estoy pensando que no estaría nada mal dejar de soñar...siempre y cuando esos sueños se nos cumplan.

    Sensibilizado /y muy/ por recientes situaciones, mándote un beso grande...Pasála lindo. Y Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Mui lindo blog,
    ^^

    hermoso escrito,
    es tuio?

    ResponderEliminar
  5. Zooey:
    Por supuesto que creo que te hayas inspirado y hayas escrito; tantas veces es algo mutuo... y es genial saber que te generé una sensación que te dió ganas de escribir... me da mas alegría saber que.. precisamente a vos te doy ganas de escribir! =P Sabes que me encantaría leerlo alguna vez si tenes ganas =)

    Leo tu comentario y, honestamente, no se como pretendes que pueda responderte semejante opinión! =P Sencillamente te digo que me gusta lo que sacas del texto, y entiendo porqué pudo haberte llevado a escribir más, ese ida y vuelta entre lo esencial y lo superficial, lo visible y lo invisible y cómo se intercambian estas cosas sus roles.
    Vos mismo vas diciendo todo esto, que la esencia es realidad y es sueño (estas palabras me recordaron la canción de Jarabe de Palo "Realidad o Sueño", tendre que revisarla =P). A su vez, la esencia es invisible pero real; fijate como todo se va hilvanando en un tejido inexplicable... Yo se que lo viste =)

    Pensaba decirte en las siguientes lineas un par de percepciones que tomaste por distinto camino de aquel que había tomado yo en un principio; pero, sabes? prefiero la posibilidad de que todos veamos distinto este pedacito de poema, más aún si nos inspiramos, si nos alejamos incluso del camino marcado. Por eso me gustó tanto tu comentario =)

    En lo que no te voy a permitir una percepción errada es en aquello del "dudoso exito"; el exito es algo tan.. vulnerable, tan inútil buscarlo; lo importante es que vos sientas que escribis poesía, el formato, por supuesto que no importa, menos importa hoy día que se han roto las barreras de lo que es y no es poesía. Mientras vos lo sientas como tal, y mientras quienes te leemos lo sintamos como tal, lo será. =)

    Igual, a veces es mejor que no intentes ser breve; perderse una línea tuya es como no prestar atención a la belleza insospechada de los caminos... (ápaaaa!, te maté =P)

    Mil besos, Zooey luciérnaga.

    illeR:
    Jaja, la frase de quique que había puesto, no recuerdo exactamente cual era, si no me equivoco era una de permiso para aterrizar; lo que si recuerdo es que tu dibujo era una bombilla de luz, creo que era ese =)

    Vi el dibujo del link que me dejaste y no sólo me gustó mucho, sino que coincido con vos es muy parecido al mío! Mas que nada en esa idea de alguien que se enfrenta solitario al mar..

    En cuanto a lo de los sueños, es malo dejarse vencer por la idea de que no podrán ser realidad, pero si se recuerdan los sueños no cumplidos puede seguirse un camino hacia ellos, seguramente =)

    Gracias por pasar
    Saludos!

    Adrianófanes:
    Porque dejar de soñar, amigo? Si dejando de hacerlo precisamente olvidarás el camino hacia ellos... bah, al menos eso creo yo.

    No se me sensibilice, que todavía queda mucho trecho =)
    Besos grandes!

    Violentamente Feliz:
    hola!
    si, el texto es mío, me alegro te haya gustado!
    Saludos!

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...