sábado, mayo 02, 2009

Umbral

Le temo a la angustia,
visitante inhóspita que no esperaba
y que, sin embargo, me mira desde el umbral
de una puerta antes abierta,
anunciándome su llegada
siempre temprana y asfixiante.


Le temo, porque ya la he visto a los ojos
y la conozco demasiado.


4 comentarios:

  1. ¿Llegamos a disipar o a disminuir nuestra angustia? Lo cierto es que no podríamos suprimirla puesto que nosotros mismos somos angustia.

    Jean Paul Sartre

    ResponderEliminar
  2. Esa vieja conocida que acecha siempre...

    Besos y sensaciones

    ResponderEliminar
  3. lo bueno del umbral es que es la trancisión, nunca una totalidad, a veces tiene un mayor porcentaje, a veces menos, peor nunca una otalidad; asi, mientras puedas ver la minoria, estás a salvo, el problema es cuando no la ves, o cuando pasás del umbral (o la cosa que causa miedo la pasa) y ahi agarrate catalina que vamos a galopar.

    ResponderEliminar
  4. tengo un "borra tinta" (licwii paiper, jaja) igual al tuyo...

    ResponderEliminar

Quienes dejan brotar las palabras...